Digitalización de activos financieros: ¿En qué consiste el proceso?
15257
post-template-default,single,single-post,postid-15257,single-format-standard,bridge-core-2.1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-21.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default
digitalizacion activos financieros

Digitalización de activos financieros: ¿En qué consiste el proceso?

This post is also available in: English

Cuando hablamos de Security Token Offerings (STOs), nos referimos al proceso de digitalizar activos y valores financieros (“tokenización”) y su posterior venta para levantar capital (“STO”). Diferentes tipos de productos financieros se pueden tokenizar, por ejemplo, equity (con o sin derechos de voto), diferentes tipos de deuda y proyectos con propiedad compartida, como Real Estate y arte.

Los productos financieros que se emiten en un STO mantienen su estructura legal tradicional. No obstante, tras digitalizarlos, obtienen una representación digital en forma de un token que está vinculado a un blockchain. Los derechos de los inversores son programados en dichos activos digitales (“security tokens”). Estos tokens se pueden integrar en mercados secundarios digitales, y por ende son más fáciles de intercambiar y así mejora la liquidez para inversores. 

El proceso de lanzar un STO consiste de diferentes partes, así como la creación de la estructura legal requerida, el desarrollo tecnológico del token y la venta y emisión de los tokens. 

Preparación legal de un Security Token Offering   

Regulaciones financieras requieren que las empresas que emiten activos digitales (security tokens) cumplan con ciertos requisitos específicos, como la implementación de un proceso de KYC, un test de idoneidad para inversores y la supervisión sobre la venta inicial por parte de una empresa de servicios de inversión (ESI, EAFI o agencia/sociedad de valores).

La mayoría de los STOs son cualificados como colocaciones privadas, en este caso no es necesario publicar un prospectus aprobado por la autoridad financiera de la jurisdicción en la cual se emite el token. No obstante, es necesario que haya una empresa de servicios de inversión involucrada en la supervisión de la venta initial de los tokens. El rol de dicha firma está en la validación del memorándum de inversión, asegurándose de que toda la información es clara, objetiva y suficiente para que un inversor pueda tomar una decisión bien considerada sobre si invertir o no. Dicha compañía de inversión no tiene que encargarse de la colocación o la custodia de los activos digitalizados. 

El primer paso en la creación de la estructura legal de un STO es la definición del valor negociable a digitalizar (ex: equity o deuda) y los derechos que se darán al inversor (ex: derechos de voto, dividendos/intereses, etc.). Una vez que se haya definido el producto financiero, se prepara un memorándum de inversión, que tiene que ser validado por una empresa de servicios de inversión. 

Desarrollo tecnológico de un Security Token


El token contiene los derechos del inversor y actúa como una representación digital del producto financiero a emitir. Una vez que se hayan definido el carácter y los derechos de los tokens (ex: el valor negociable que representa, dividendos/intereses, etc.), y dicha información está explicado en el memorándum de inversión, se desarrolla su estructura en  smart contracts. Hoy en día la mayoría de los security tokens se han emitido a través del blockchain de Ethereum. 

La venta de los tokens


Una vez que se haya finalizado la estructura legal y el token ha sido desarrollado, se puede lanzar el STO y comienza el proceso de levantar capital. Es importante que el onboarding de los inversores incluye procesos de KYC, al ser un requisito legal. La plataforma de Icofunding está diseñado para que el onboarding de inversores sea fácil y conforme los requisitos legales, y permite que los inversores pueden invertir de forma sencilla con fiat o criptomonedas.  

Timings y gastos de lanzar un STO 

La estructuración legal y tecnológica de un Security Token Offering suele tardar entre 6 y 8 semanas. Después de esta preparación haya finalizado, la mayoría de las empresas dedican varias semanas a la promoción de su ronda de inversión antes de abrir la venta de los tokens. La duración de la venta suele variar de empresa a empresa, normalmente con un mínimo de 6 semanas y un máximo de un año. 

Los gastos de lanzar un STO varían de país a país, ya que en ciertas regiones los gastos de abogados y la intervención de una empresa de servicios a la inversión son más altos que en otros. Dentro de España, los gastos son atractivos en comparación con otras jurisdicciones populares para lanzar un STO, como puede ser Suiza o Alemania. También depende de si se trabaja con una plataforma que ofrece un servicio completo para lanzar un STO, o bien si se trabaja con proveedores distintos para cada necesidad, lo que suele implicar un gasto más elevado. 

Lanzar un STO en Icofunding

En Icofunding nos encargamos de preparar la estructura legal del Security Token Offering y de desarrollar el token, el cual se puede comercializar en nuestra plataforma de tokenización. Nuestra plataforma incluye un proceso de onboarding del inversor, que incluye procesos de KYC y un test de idenoneidad, y los inversores pueden participar en rondas de inversión con tanto dinero fiat como criptomonedas. En nuestra página web se puede encontrar más información sobre cómo emitir security tokens.

Receive our latest news on Asset Digitization

* indicates required