Tokenización y tokens ERC20 en Ethereum 2.0
15372
post-template-default,single,single-post,postid-15372,single-format-standard,bridge-core-2.1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-21.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default
ethereum 2.0 tokenización

Tokenización y tokens ERC20 en Ethereum 2.0

This post is also available in: English

Ethereum 2.0 está a la vuelta de la esquina y trae promesas de mayor escalabilidad y cambio de Proof of Work a Proof of Stake entre otras cosas. Al mismo tiempo, muchos se preguntas qué impacto tendrán, si es que tienen alguno, estas actualizaciones en sus tokens ERC20 y dapps que ya funcionan sobre Ethereum hoy en día.

Evidentemente estos cambios traerán consecuencias, tanto para usuarios como para desarrolladores. Como sabéis, Ethereum 2.0 va a ser implementado en varias fases. La primera fase, o fase 0, ya está definida y prácticamente implementada, a falta de pulir detalles y más testeo. Pero conforme vamos avanzando de fase, nos vamos adentrando más en entornos más cercanos a la investigación activa que a la ingeniería. Esto hace que muchas de las consecuencias no estén del todo claras a día de hoy

En este post vamos a tratar de explicar las consecuencias que tendrá Ethereum 2.0 en el mundo de la tokenización y en los tokens ERC20 ya desplegados en la red. Para ello, vamos a tomar como referencia la especificación de aquellas fases donde ya esté definida. Para fases más avanzadas (principalmente 1.5 y 2), la referencia será aquellas líneas de investigación que consideremos más avanzadas, por lo que conforme se vaya cerrando una especificación, es probable que haya cambios.

El post se irá actualizando conforme vayan avanzando las especificaciones de las diferentes fases de Ethereum 2.0. Y como siempre, cualquier feedback o sugerencia es bienvenida.

Representación visual de la Beacon chain. Fuente. Simulador
Una blockchain para dominarlas a todas. Una blockchain para coordinarlas. Una blockchain para validarlas a todas y bajo consenso finalizarlas.

Fase 0

Con la llegada de la fase 0 se incorporará la Beacon chain como primer elemento de Ethereum 2.0. Esto significa que comenzará la transición a Proof of Stake, transición que no se completará hasta fases posteriores, puesto que durante esta primera fase POS y POW funcionarán en paralelo.

La blockchain de Ethereum 1.0 seguirá funcionando sin variaciones. Será independiente a la beacon chain, que simplemente leerá los bloques que se vayan generando en Ethereum 1.0. Los smart contracts seguirán en su sitio y será la misma EVM la encargada de ejecutarlos.

¿Cómo afectará esto a la tokenización?

Ni los usuarios ni los desarrolladores notarán ningún cambio. Todo lo referente a tokens ERC20 o similares seguirá ocurriendo de la misma forma y en el mismo sitio.

Fase 1

La fase 1 significará la llegada del sharding a Ethereum. Esto quiere decir que hasta 64 “blockchains” (shards) comenzarán a funcionar y a ser sincronizados y validados mediante la beacon chain.

Aunque habrá varias blockchains en paralelo, estas no contarán con una máquina virtual para ejecutar los smart contracts, de modo que sólo servirán para almacenar datos. La blockchain de Ethereum 1.0 seguirá funcionando por separado.

¿Cómo afectará esto a la tokenización?

De nuevo, ni usuarios ni desarrolladores deberían notar ninguna diferencia. Sin embargo, la mayor disponibilidad de datos es probable que haga que se extienda el uso de soluciones de escalabilidad basadas en Layer 2 entre aplicaciones que generen una gran cantidad de transacciones de tokens por segundo (como exchanges descentralizados, videojuegos, etc.). Estas soluciones no son nuevas, de hecho ya se están usando hoy en día en Ethereum, aunque de forma minoritaria.

Fase 1.5

En algún momento tras la fase 1, está planeado migrar la blockchain de Ethereum 1.0 al nuevo Ethereum 2.0, convirtiendo Ethereum 1.0 en un shard dentro de Ethereum 2.0. La forma concreta en que se hará todavía no está del todo claro ya que aún es un tema en investigación activa, pero lo más probable es que se copie el estado que tenga Ethereum 1.0 en ese momento y se guarde en un shard con la misma máquina virtual. En ese momento, ese será el único shard con máquina virtual. El resto seguirán siendo únicamente para almacenar datos.

Este es el punto que marca el final de Ethereum 1.0. El único sistema de consenso que gobernará Ethereum será Proof of Stake desde la Beacon chain. Proof of Work dejará de funcionar.

¿Cómo afectará esto a la tokenización?

Aquí es donde empiezan a notarse las primeras diferencias al usar tokens ERC20, puesto que las transferencias serán más rápidas. El cambio a Proof of Stake implica que los tiempos de bloque serán fijos, de 12s. Lo que hará mucho más cómodo el desarrollo de dapps. Las soluciones de escalabilidad basadas en Layer 2 también mejorarán.

Fase 2

Esta fase completa la transición a Ethereum 2.0. Aquí es donde notaremos más diferencias como usuarios y como desarrolladores. El aspecto definitivo que tendrá esta fase todavía está por definir. Lo que sabemos seguro es que los shards ya tendrán su máquina virtual (eWASM) y, probablemente, existirá lo que se conoce como Entornos de ejecución. Cómo se hará esto todavía no está claro. 

Los smart contracts y la carga de ejecución se distribuirá entre los shards, pero no de forma uniforme. Las transacciones dentro del mismo shard seguirán siendo eficientes, pero cuando sea necesario ejecutar una transacción que ejecute funciones de varios smart contracts en distintos shards, la eficiencia y la experiencia de usuario no será tan buena.

Previsiblemente, esto hará que dapps del mismo tipo y que interactúen entre sí tiendan a concentrarse en shards concretos, mientras que otras preferirán aislarse. Por ejemplo, todas las aplicaciones de DeFi seguramente terminarán en un mismo shards donde la interacción entre ellas sea rápido y barato. Sin embargo, una dapp social o un juego que no necesite interactuar con otros smart contracts ajenos de la aplicación, probablemente prefiera irse a otro shard menos concurrido y aprovechar así el bajo precio del gas.

¿Cómo afectará esto a la tokenización?

Por un lado, la inclusión de Ethereum WebAssembly (ewasm), una nueva máquina virtual más eficiente, hará que las transacciones sean más baratas. Pero por el otro lado, tenemos el problema de las transacciones entre shards.

Los tokens ERC20 actuales consisten en un smart contract con un registro de balances que permite hacer transacciones entre sus usuarios. Con la migración de la fase 1.5 todos esos smart contracts estarán juntos en el mismo shard en Ethereum 2.0. En la fase 2, si sigues usando tus tokens e interactuando con dapps dentro del mismo shard, no deberías notar nada distinto a la phase 1.5. Sin embargo, conforme pase el tiempo, más y más dapps irán migrando y creándose en otros shards. Interactuar con ellas con un token ERC20 actual será un problema. Las transacciones serán más lentas y costosas. La experiencia de usuario y el desarrollo de smart contracts también se verán afectados.

A la vista de todo esto, está claro que los tokens ERC20 tal y como están concebidos actualmente no funcionarán muy bien una vez se complete la transición a Ethereum 2.0. Una de las soluciones propuestas sería la de desplegar un smart contract similar a un ERC20 en todos los shards. Este “ERC20 2.0” se comunicaría consigo mismo entre shards para sincronizarse los balances, de modo que cuando quisieras hacer uso de tus tokens en otro shard, primero deberías indicarle al token a qué shard quieres ir para prepararse.

Esta solución también podría ser aplicada a tokens ya desplegados en Ethereum 1.0 mediante la creación de contratos que envuelvan a token y le aporten estas propiedades. Algo similar a lo que hace WETH con ETH.

Más allá de fase 2

Si bien es cierto que cuando se habla de Ethereum 2.0 sólo se suele hacer referencia a las fases 0, 1 y 2, que es cuando se consigue una nueva blockchain completa. El desarrollo de Ethereum no terminará ahí. Hay planeadas a nivel teórico más actualizaciones y nuevas formas de afrontar la escalabilidad. Pero esas nuevas actualizaciones todavía son demasiado especulativas, de modo que a lo que este post respecta, lo vamos a dejar en fase 2.

Subscríbete para recibir las últimas noticias sobre tokenización y Ethereum

* indicates required

Sobre Icofunding

Icofunding es una plataforma de tokenización donde las empresas pueden digitalizar activos y valores financieros y comercializarlos a inversores para financiarse.

Icofunding trabaja con empresas que quieren levantar capital a través de emitir equity o deuda, y también con proyectos que quieren crear representaciones digitales de sus activos, como por ejemplo negocios de Real Estate.

La digitalización de activos financieros aporta grandes ventajas, entre las cuales se encuentran la potenciación de liquidez para los inversores (ya que los activos digitalizados se pueden integrar en mercados secundarios a nivel global) y la automatización y desintermediación de tareas como el reparto de dividendos o intereses.

Si te interesa lanzar un Security o Utility token y quieres saber más, haz clic aquí.


Referencias: