La tokenización de propiedades: ¿va a revolucionar el sector Real Estate?
15458
post-template-default,single,single-post,postid-15458,single-format-standard,bridge-core-2.1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-21.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default
tokenizacion real estate

La tokenización de propiedades: ¿va a revolucionar el sector Real Estate?

This post is also available in: English

La tokenización de propiedades es una tendencia emergente en la industria de los bienes raíces y representa uno de los casos de uso más prometedores de la tecnología blockchain. Antes de profundizar en por qué la tokenización podría hacer más eficiente la inversión en Real Estate, os explicamos qué es la tokenización (o digitalización) de activos y valores negociables. 

La tokenización es el proceso de digitalización de un activo financiero o valor negociable. El activo o el valor negociable “tradicional” se representa digitalmente en forma de un token que está vinculado a un blockchain. Dichos tokens contienen los derechos del inversor en smart contracts (“contratos inteligentes”) y pueden integrarse en mercados secundarios a escala mundial, lo que aumenta radicalmente la liquidez.

Mediante la tokenización, se pueden digitalizar diversos instrumentos financieros, como el capital social, la deuda y la participación fraccionada en la propiedad. En el caso de Real Estate, la tokenización hace que la propiedad compartida sea más fácil de gestionar, más eficiente y menos dependiente de la confianza. 

En el caso de los bienes raíces, se pueden tokenizar diversos intereses; como la propiedad (parcial) de un inmueble, un interés en la deuda garantizada por el inmueble, el capital social de una estructura jurídica propietaria del bien o una corriente de flujo de caja procedente del activo. 

¿Por qué deberíamos tokenizar bienes raíces? 

Ahora que sabes de qué se trata la tokenización, vamos a analizar los beneficios que puede aportar al sector Real Estate. Una de las principales ventajas de la tokenización es el aumento de la liquidez. Los bienes raíces son una de las mayores clases de activos en todo el mundo, sin embargo, las inversiones en propiedades tienden a ser bastante ilíquidas y a menudo representan un compromiso a mediano o largo plazo de los inversores. La tokenización hace que sea mucho más fácil y rápido transferir los derechos de propiedad digitalmente, y de forma segura y compliant. Los derechos del inversor están programados en los smart contracts (“contratos inteligentes”) de los tokens. Tan pronto como un token es transferido, los derechos del inversor también traspasan de forma automática e instantánea. 

Además, la liquidez puede aumentar drásticamente, ya que los tokens pueden integrarse en mercados secundarios, lo que significa que los inversores pueden vender sus activos digitalizados 24 horas al día, 7 días a la semana, a nivel mundial. Esto implica que los inversores pueden, en cualquier momento, vender fácilmente su participación en las propiedades (siempre que haya demanda, por supuesto). Los activos y valores digitales marcan una diferencia en su valoración, ya que su valoración pasa a ser en tiempo real e impulsados por el mercado (cuando se integran con los mercados secundarios).

Otro beneficio de la tokenización de bienes inmuebles es que hace más eficiente la gestión de la propiedad compartida, ya que se pueden automatizar tareas como el pago de intereses y/o dividendos. 

La recaudación de fondos es más amplia, ya que una emisión puede dirigirse a un mercado mundial eliminando las limitaciones geográficas, y el emisor puede fraccionar la propiedad como desee, en tantas o tan pocas acciones como considere oportuno. 

Democratizar la inversión inmobiliaria 

La posibilidad de fraccionar la propiedad de los bienes también conduce a la democratización de la inversión inmobiliaria, ya que se pueden invertir cantidades más pequeñas durante la fase de emisión y, en los mercados secundarios, los inversores pueden comprar tantos o tan pocos tokens como deseen, dando la oportunidad a los inversores más pequeños de participar en proyectos inmobiliarios de mayor envergadura. 

Se puede argumentar que las SOCIMIs (Sociedades Cotizadas Anónima de Inversión / en inglés REIT – Real Estate Investment Trust) también aumentan la inclusión financiera. Sin embargo, los fondos SOCIMIs suelen marcar inversiones mínimas, altas comisiones iniciales y de corretaje y representan una gran cartera de empresas en lugar de una sola propiedad. Cuando se trata de security tokens (las representaciones digitales de una participación), durante la emisión, el propietario puede decidir establecer una inversión mínima, sin embargo, tan pronto como los tokens se integran en los mercados secundarios, prácticamente no hay inversiones mínimas y los costos de transacción son significativamente más bajos que en mercados tradicionales.  

Cómo tokenizar un inmueble 

Ahora que conoces los beneficios de la tokenización de propiedades, es el momento de entrar en detalle sobre cómo es el proceso de digitalizar un activo que representa un inmueble.

En primer lugar, es importante decidir qué intereses se quiere tokenizar, esto puede ser la participación de una propiedad, un interés en la deuda asegurada por el bien inmueble, la equidad en una estructura legal que posee la propiedad o un flujo de caja que proviene del activo (por ejemplo, el alquiler) . Una vez que se ha definido el instrumento financiero a emitir, se debe preparar un memorando de inversión. Este documento tiene una estructura similar a la de un prospecto y debe contener información pertinente y objetiva para que un inversor pueda tomar una decisión considerada si invierte o no. Este memorándum no tiene que ser aprobado por la autoridad financiera (en España, la CNMV), ya que la emisión de security tokens / activos digitalizados se clasifica como colocaciones privadas. Una entidad autorizada por la CNMV para prestar servicios de inversión, como pueden ser las EAFIs, debe supervisar dicho memorándum para asegurar que toda la información sea completa, objetiva y suficiente para que los inversores puedan tomar una decisión.

Una vez que la estructura legal está en orden, llega el momento de desarrollar los smart contracts (“contratos inteligentes”) que representan el token. Una vez que el token ha sido desarrollado, la venta inicial puede comenzar. Los inversores tienen que pasar un control KYC/AML antes de que se les permita invertir, algo que se integra en la plataforma de Icofunding. Tan pronto como la STO (la venta inicial de los tokens) haya terminado, los activos digitales (o security tokens) pueden ser listados en los mercados secundarios (bolsas digitales) y los inversores pueden comerciar su participación a nivel mundial. 

Si estás interesado en la tokenización / la digitalización de activos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para una llamada para discutir las oportunidades. 

Recibe las últimas novedades sobre Activos Digitales y Security Tokens

* indicates required